La patente unitaria de la Unión Europea cada vez está más cerca

La patente unitaria de la Unión Europea cada vez está más cerca

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado sentencia en los casos acumulados C-274/11 y C-295/11 (la sentencia de la patente unitaria de la UE), resolviendo así los recursos presentados por el Reino de España y la República Italiana solicitando que se anulase la Decisión 2011/167/UE del Consejo, de 10 de marzo de 2011, por la que se autorizaba una cooperación reforzada entre todos los estados miembros de la Unión Europea (excepto España e Italia), para la creación de una patente unitaria.

La patente unitaria tiene por objeto proporcionar una protección uniforme, simplificada y más económica, en todo el territorio de los Estados miembros participantes y será tramitada y concedida por la Oficina Europea de Patentes (OEP) a dichos Estados miembros únicamente en una de las lenguas oficiales de la OEP (inglés, francés y alemán), no siendo obligatoria ninguna otra traducción, sin perjuicio de posibles disposiciones transitorias.

Esta patente unitaria o comunitaria, proporcionará una simplificación de la protección de las invenciones conforme a un procedimiento único, una importante reducción de los costes necesarios para patentar, especialmente los relacionados con la traducción y la presentación, y una mayor seguridad jurídica, gracias al establecimiento de un sistema único y centralizado de resolución de litigios ante un Tribunal de Patente Comunitaria, que en principio tendrá su sede principal en París.

Con ello se pretende estimular el progreso científico y técnico y el funcionamiento del mercado interior, pero lógicamente Italia y España se ven perjudicadas en cuanto a los idiomas.

Por esta razón, España impugnó la resolución que autorizaba la creación de una patente unitaria de la Unión Europea sin necesidad de unanimidad entre todos los estados miembros, con la esperanza de llegar a incluir el español entre las lenguas oficiales si finalmente se consideraba necesaria la unanimidad.

Sin embargo, el Tribunal ha desestimado los recursos, y ha ratificado que el mecanismo de la denominada cooperación reforzada para la creación de una patente unitaria de la Unión Europea es admisible, y por tanto, puede llevarse a cabo sin la participación de España. El próximo paso ahora es la ratificación del sistema por parte de los estados miembros participantes, por lo que la patente unitaria de la Unión Europea es hoy una realidad cada vez está más cercana.

El hecho de que España no participe por el momento en la creación y futuro sistema de la patente unitaria de la Unión Europea, no implica que no pueda incorporarse a ella en cualquier momento, ni tampoco impedirá a las empresas españolas acceder a las ventajas de dicho sistema en las mismas condiciones que las empresas de los estados participantes, incluso si España no formase parte, caso en que la patente unitaria no tendría efectos en España, y las normas en vigor que regulan las condiciones de obtención de la protección de las invenciones en España mediante patente no se vería afectadas y seguirían siendo aplicables.