El etiquetado de vinos no puede contener indicaciones saludables

El etiquetado de vinos no puede contener indicaciones saludables

  • La Conclusión:

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha determinado por Sentencia que la indicación «de fácil digestión» en el etiquetado de vinos, es incompatible con la prohibición de usar declaraciones de propiedades saludables para la promoción de bebidas que contengan más de un 1,2 % en volumen de alcohol, aún cuando dicha indicación fuera en si misma cierta y se acompañe de la mención del contenido reducido en sustancias que a menudo se consideren perjudiciales.

Y señala, en especial, que la prohibición total de utilizar tales declaraciones en el etiquetado y en la publicidad de bebidas alcohólicas se considera necesaria para proteger la salud de los consumidores, por lo que todas las declaraciones referentes a bebidas alcohólicas deben carecer totalmente de ambigüedad, de modo que los consumidores puedan regular su consumo teniendo en cuenta todos los riesgos que comporta.

  • La resolución dictada:

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado sentencia en el asunto C-544/10, Deutsches Weintor eG c. Land Rheinland-Pfalz.

La Sentencia original completa aquí.

  • El resumen del caso:

La cuestión que se suscita en el caso tiene su origen en el Reglamento 1924/2006 sobre declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos, que prohíbe toda «declaración de propiedades saludables» en el etiquetado y publicidad de bebidas con más de un 1,2% en volumen de alcohol.

Deutsches Weintor es una cooperativa vinícola alemana que comercializaba vinos cuya etiqueta indicaba «variedad ligera, de fácil digestión» y la autoridad encargada de controlar la comercialización de bebidas alcohólicas cuestionó la utilización de la indicación «de fácil digestión» al interpretarla como una «declaración de propiedades saludables» prohibida por el Derecho de la Unión.

Deutsches Weintor planteó ante los Tribunales alemanes la posibilidad de utilizar esta indicación en el etiquetado y la publicidad de sus vinos, y el Tribunal federal de lo contencioso-administrativo solicitó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que precisara el alcance de la prohibición en cuestión, así como su compatibilidad con los derechos fundamentales de los productores y distribuidores de vino, la libertad profesional y la libertad de empresa.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha considerado que la indicación «de fácil digestión»,  acompañada de la mención del contenido reducido en sustancias que a menudo se consideran perjudiciales, infringe la prohibición de usar declaraciones de propiedades saludables para la promoción de bebidas que contengan más de un 1,2 % en volumen de alcohol, y declara también que esta prohibición sin excepciones, no es contraria a los derechos fundamentales garantizados por la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y con el principio de proporcionalidad.

Esta prohibición tiene su fundamento en los riesgos inherentes al consumo de bebidas alcohólicas, por los que el legislador de la Unión ha optado por la protección de la salud de los consumidores, cuyos hábitos de consumo podrían verse influenciados por ese tipo de declaraciones.