El auge del diseño: posibilidades y nuevos retos para su protección

El auge del diseño: posibilidades y nuevos retos para su protección

1

En este mes de septiembre publicamos en la revista especializada Economía 3 un nuevo artículo sobre el auge que se está produciendo en el ámbito del diseño y todo lo que ello trae consigo en materia de Propiedad Industrial.

 

Según se explica en el artículo, el diseño se está convirtiendo “en el eje central de las estrategias de las grandes empresas” y hoy es una “herramienta capaz de impregnar el branding corporativo en su más amplia extensión y de incrementar el valor de la compañía, generando confianza y mejorando la experiencia del cliente”.

 

Tal y cómo exponemos “las empresas, además de invertir en diseño y crear con ello futuro, necesitan capitalizar y preservar su esfuerzo y sus iniciativas en este ámbito. Necesitan, en la práctica, proteger sus innovaciones formales y estéticas por la vía del registro de sus diseños”.

 

Y como algunos ejemplos, señalamos que “se puede proteger el diseño de páginas web, las interfaces gráficas de programas informáticos o de aplicaciones móviles, sus iconos, y hasta diseños animados o de movimiento, como por ejemplo gestos táctiles y movimientos de un elemento de una interfaz gráfica o las animaciones de un icono“, así como “el diseño de una tienda, sus escaparates, la decoración de un establecimiento, la disposición del mobiliario y sus elementos ornamentales característicos…” y del mismo modo “es susceptible de protección como diseño la forma de una etiqueta o la ornamentación y colores de un embalaje de productos alimenticios, o el diseño de escenarios, su iluminación, la disposición y forma de los elementos que lo conforman, los decorados de teatro y espectáculos, y los platós de series o programas de televisión.”

 

La protección del diseño “reporta significativas ventajas a su titular, pues confiere un derecho exclusivo que permite impedir a terceros que lo reproduzcan o imiten sin autorización, al tiempo que preserva con ello la distinción respecto a la competencia, incrementando la singularidad, el atractivo y la exclusividad de la identidad empresarial”.

 

Puede leerse el artículo en su totalidad en el apartado de Comunicación de nuestra web, o bien descargarse a continuación: demarks-economia-3